#AbusoPoder | #NoalVentajismo | Análisis | Denuncias | Internacional | 19 julio 2012

CNE invita observadores pero prohíbe que hacen observaciones o declaraciones

Reglamento CNE no comple con norma internacional

Los rectores del Consejo Nacional Electoral (CNE) acordaron invitar a representantes del Centro Carter como parte del programa de acompañamiento internacional para la elección presidencial del 7 de octubre.

También acreditaron a Observadores Electorales de Venezuela (anteriormente Ojo Electoral*), la única organización nacional que tiene invitación para observar la elección presidencial. Los rectores aún analizan si renuevan la acreditación a las organizaciones Asamblea de Educación y Profesores por la Equidad.

Observación privada

Aunqué parece bien las invitaciones a ONG nacional e internacional, hay un pequeño detalle: las organizaciones no podrán hacer declaraciones ni comentarios sobre el proceso electoral. Pueden observar lo que les de la gana, pero tienen que ser mudos en cuanto al cumplimiento de su papel imprescindible de vigilar la campaña, el proceso electoral y el propio CNE.

Según el Reglamento General de la Ley Orgánica de Procesos Electorales las personas u organizaciones que acepten la invitación para presencia la elección presidencial tendrán prohibición de efectuar pronunciamientos sin la autorización de los rectores, se comprometen a garantizar la confidencialidad de los informes que se generan por su presencia en el país y a entregarlos después que se produzca el anuncio de resultados definitivos de la elección.

Según el artículo 487 del Reglamento Electoral, el CNE podrá revocar la credencial de acompañante internacional cuando estime que se han infringido las disposiciones legales, reglamentarias, el Plan de Acompañamiento Internacional Electoral o las instrucciones formuladas.

A falta de la confirmación del Centro Carter, a la fecha sólo el Consejo Electoral de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) está invitado como acompañante internacional para el 7 de octubre. Esta será la primera participación oficial como observadores de la Unasur.

En ese sentido, los representantes del Centro Carter –con sede en Atlanta- aún no han precisado si aceptan la invitación formulada por el organismo comicial. Parece que otras ONG de la observación electoral tampoco van a venir a Venezuela para las elecciones en octubre, y mucho menos para hacer una observación profunda del proceso.

Los representantes de la Unión Europea comunicaron al CNE su disposición para enviar al país una Misión Técnica de Observación Electoral –como ocurrió para la elección parlamentaria de 2005 y la elección presidencial de 2006– no obstante hasta la fecha los rectores no se han pronunciado formalmente sobre este ofrecimiento, aunque extraoficialmente se asegura que los representantes del bloque europea les fue comunicado que no se aceptaría su participación como observadores a consecuencia del plan de trabajo que podrían desarrollar en el país. Uno puede imaginar que los europeos no acceptaron la condición de callarse durante la campaña electoral. Aún menos con las violaciones que se ha visto hasta ahora.

De dónde viene el reglamento?

Antes de agosto de 2010, los observadores electorales si hacián observaciones y declaraciones durante la campaña electoral. Hay ejemplos claros de esa práctica en la página web de Ojo Electoral. Pero luego de que uno de los directores de esta organización venezolana denunció unos delitos–por parte del Presidente Hugo Chávez–en las elecciones a la Asamblea Nacional, el CNE amenazó revocar la credencial de Ojo Electoral si no detuviera de hacer pronunciamientos críticas sobre el CNE y su deber de controlar y regular el proceso electoral.

Según el artículo 484 del Reglamento Electoral “las personas acreditadas por como observadores nacionales electorales, y acompañantes internacionales electorales no podrán “emitir declaraciones ni opinión en general y en particular sobre los asuntos internos de la República Bolivariana de Venezuela hasta que haya culminado el proceso electoral y se hubiese producido la proclamación de las candidatas o candidatos, por parte del CNE (…) De igual modo, se abstendrán de hacer pronunciamientos públicos (…) Difundir o dar a conocer, por cualquier vía o medio, resultados preliminares, parciales o totales de la elección (…) Hacer comentarios personales acerca de sus observaciones o conclusiones a los medios de información o a terceros, antes que el vocero del grupo de observación nacional electoral o de acompañamiento internacional electoral, del cual forma parte; haga su declaración formal”.

Denuncias internacionales

Las normas de acompañamiento internacional y observación nacional que dicta el CNE han sido criticadas por ONG que se dedican al monitoreo de elecciones en el continente.

Con motivo de las elecciones parlamentarias de 2010, los representantes de Poder Ciudadano de Argentina, Bolivia Transparente, Misión de Observación Electoral Colombia, Participa Chile, Participación Ciudadana Ecuador, Acción Ciudadana Guatemala, Alianza Cívica México, Ética y Transparencia Nicaragua, Decidamos Paraguay, Transparencia Perú y Participación Ciudadana República Dominicana alertaron:

Al no establecerse “un procedimiento o criterio claro para la revocatoria de una credencial de Observador Electoral Nacional”, los rectores electorales desconocían “la garantía fundamental del debido proceso y claramente perturba la efectiva realización de la observación, puesto que en cualquier momento, y sin razón motivada, el CNE podría decidir que ésta no se llevara a cabo”.

A través de un comunicado de prensa las organizaciones de monitoreo electoral alertaron que “las restricciones establecidas por el CNE limitan los derechos políticos que tienen las organizaciones para efectuar la observación electoral”. Además, aseguraron que al prohibirse los pronunciamientos públicos de los observadores se niega “a la ciudadanía el derecho a la información proveniente de diversas fuentes, sobre un proceso que, como el electoral, debe caracterizarse por la transparencia en las decisiones de las autoridades electorales y de las acciones gubernamentales.

En elecciones justas y libres, la sociedad civil–es decir, entes no gubernamentales–tiene que cumplir con el papel esencial de vigilar y hacer comentarios sobre el proceso. ONG, periodicos y organizaciones internacionales juegan ese rol en democracias exitosas en toda la region. Si las organizaciones de observación electoral en Venezuela no pueden hacer comentarios sobre el proceso electoral, que les queda hacer? Como pueden vigilar el proceso electoral?

*En 2011 Ojo Electoral, organización encargada de la observación nacional de las elecciones desde el año 2004 se disolvió, situación que amenazaba con dejar sin presencia de observadores nacionales calificados los próximos procesos electorales en Venezuela. No obstante, la semana pasada los rectores aprobaron extender credenciales a la organización “Observadores Electorales de Venezuela”, dirigida por el ex rector del CNE, Ignacio Avalos y el académico Luis Lander (Avalos y Lander dirigieron junto a Carlos Genatios, Roberto Picón y el padre José Virtuoso a Ojo Electoral durante ocho años).

Con información de Eugenio Martínez en El Universal

Suscríbete al boletín de alertas :: Denuncia el #AbusoPoder via el @cadenometro