#AbusoPoder | #NoalVentajismo | Denuncias | 1 abril 2013

Tibisay, si eres tan ecuánime, actúa en contra del ventajismo (Liliana, Hernández, El Universal)

«No puede seguirse presentando como la reina (del CNE) y la que más sabe de procesos electorales. Donde no hay testigos de mesa suelen presentarse auténtico desastres y se escamotea votos.»

Entrevista con Liliana Hernández, representante de la MUD ante el CNE

La MUD destaca ventajismo y el abuso de poder en las elecciones actuales

La MUD destaca ventajismo y el abuso de poder en las elecciones actuales

Algunos suponían que estaba fuera de juego porque no se hacía visible. Pero no, si bien dejó a un lado la exposición pública a la cual se someten los políticos relevantes, se dedicó al trabajo de base en el Zulia. Dirigente con trayectoria reconocida, Liliana Hernández se distinguió siempre por su agudeza, su capacidad para confrontarse y su versatilidad a la hora del análisis y la acción, tal cual lo testimonia su carrera parlamentaria. Ahora se ubica en una tarea de alta responsabilidad, que la coloca de nuevo bajo el foco de la opinión pública y su presencia ya se hace sentir en la sede del Consejo Nacional Electoral (CNE).

-¿Esa responsabilidad de representante de la Unidad Democrática ante el CNE, ¿no implica meterse en tremendo berenjenal?

-Es un reto que asumo en defensa del derecho del ciudadano ante el máximo poder del CNE. Lamentablemente la campaña es breve pero hemos avanzado. Vamos a tener testigos y habrá auditorías en la estación de asistencia al elector, cosa que no teníamos antes. También habrá testigos, que reciben información, en la Sala Nacional de asistencia electoral.

-Pero el objetivo de la Unidad Democrática era la eliminación de la estación.

-Claro, era, incluso, una propuesta del Centro Carter. Por eso no entendemos por qué Tibisay (Lucena) dijo que no, si a ella le gustan tanto los informes del Centro Carter

-¿No generará eso perturbaciones en los resultados?

-No lo creo porque ahora habrá testigos. Es decir, estará bajo supervisión. En realidad esa estación no ayuda en nada.

-¿No ayuda al chavismo?

-A veces uno cree que es un negocio de alguien porque ni siquiera está en el ciento por ciento de los centros de votación. Sólo aparece en un 43% porque no se instaló en los centros donde no hay sino sólo dos o tres mesas.

-¿No espanta al elector?

-Puede generar miedo y retraso. Pero en las elecciones del 7 -O la presencia de esa máquina no modificó los resultados. La gente se calo su cola y votó.

-El temor es que el chavismo reciba información de quien voto y de quien no.

-Claro, pero ahora, con los testigos, vas a tener un control de la máquina, además de que habrá un testigo en la Mesa Nacional. Ahora, en esa materia no hay garantías plenas porque se hackea los sistemas de gobiernos y corporaciones que han gastado millones en sistemas de seguridad. Sin embargo, hasta ahora los recursos humanos necesarios para proteger el manejo de la máquina están ahí y confiamos en ellos.

-En todo caso, crees que todo eso sea decisivo a la hora contar los votos?

-Lo decisivo son los votos, protegidos por los testigos en las mesas y las posteriores auditorías de los resultados.

-Lo preguntaba porque todo parece indicar que para esta oportunidad los resultados deben ser bastante más apretados y ahí el ventajismo puede resultar decisivo.

-Al ventajismo hay que denunciarlo, aunque mucha gente te diga que no tiene sentido hacerlo porque igualmente ocurre. Pero esa es nuestra obligación. El Gobierno y el CNE deben asumir el costo del abuso que cometen. No puede Tibisay (Lucena) seguirse presentando como la reina de los procesos electorales, la que más sabe sobre la materia, la ecuánime, la mujer de la equidad. Si eres presidenta del CNE debes actuar y tomar decisiones en materia de ventajismo y hasta el momento no has hecho nada.

-¿Eso es así porque no puede o porque no quiere?

-Basta analizar los informes del Centro Carter, sobre todo el del 2007, donde aparecen señalamientos bien claros y concretos en materia de ventajismo: utilización de la infraestructura, dinero y publicidad provenientes del Estado. Los informes del Centro Carter advierten, igualmente, que si tienes los testigos y estás en todas las mesas no hay problemas. Pero previamente, durante la campaña, hay demasiado abuso gubernamental y eso no se puede callar. En esta oportunidad tratamos, entonces, que además del Centro Carter haya presencia de otros organismos internacionales. Que la gente lleve el día a día de todos los abusos. Eso no da un voto más o un voto menos, pero no podemos quedarnos callados ante un proceso totalmente parcializado a favor del Gobierno.

-Si está parcializado el gobierno se beneficia, por no decir que escamotea votos.

-Los votos se escamotean donde no hay testigos. Eso se ve en los resultados. La mayor parte de los problemas, donde las diferencias en contra se incrementan, los tenemos en los centros de votación con una o dos mesas. Generalmente en zonas rurales, pero también, durante las últimas elecciones, en los centros de refugio para los damnificados. Ahí estuvo el mayor porcentaje de diferencia entre Chávez y Capriles. Y eso lo estamos revisando. Tuvimos testigos en 92% por ciento de las mesas y estamos verificando que pasó con el 8% restante.

-Es decir, donde no hubo testigos….

-Donde no hay testigos ocurren desastres. Ve un kinder donde están eligiendo a su reina. Si dejas a un grupo solo contando las papeletas de votación, algo va a pasar.

-En una elección como la del 7-O la diferencia fue suficiente como para que no fuera decisivo el escamoteo.

-No fue decisivo.

-Pero en la del 14 de abril no parece ser ese el caso.

-Previendo que puede ser decisivo estamos trabajando intensamente para reforzar y consolidar el sistema de control. Tenemos el mapa completo y exacto de los centros que debemos atacar directamente. Y allí aparecen elementos vitales: al emitir la máquina el chorizo electoral, debe escribirse a mano cuántos electores sufragaron y luego la gente debe quedarse para hacer la auditoría y constatar que los votos emitidos se compadecen con los resultados.

-¡¿Todo eso, que demanda una estructura organizativa, está garantizado?

-En eso estamos. Hemos detectado las fallas que pudieron presentarse en el 2012 y trabajamos para subsanarlas. Pero lo más importante es el recurso humano en las mesas. Y el éxito comienza por la permanencia en los centros de votación porque se trata de un problema que demanda la supervisión directa. Lo vimos en las elecciones del 2010 para diputados. Tuvimos menos diputados pero ganamos las elecciones y eso se logró por la presencia en las mesas. Yo veo resultados positivos. Hay una emoción que se siente en la calle.

-Hay quien piensa que Capriles continúa la campaña del 2012 y que eso le da un posicionamiento ante alguien que sólo tiene un argumento: ser el sucesor de Chávez.

-Antes competías contra un líder. Ahora compites contra un dirigente.

-Hay quienes piensan que el verdadero competidor es un fantasma.

-Un dirigente acompañado del fantasma. Pero no hay un liderazgo y eso está demostrado. Ahora, Maduro no tiene la culpa. Estuvo seis años en la Cancillería. El mismo lo reconoce. Y cuando estás de canciller andas en otro mundo. Maduro conoce muy bien los convenios internacionales. Sabe lo que quiere Raúl (Castro) con Ecuador o Perú y….

-Quizás sabe mejor lo que quiere Raúl para Venezuela.

-Es un ejecutor de lo que ordena Raúl. Hemos visto la subordinacion, en relación con los Castro, que resulta chocante. Chávez, al menos, lo disimulaba y transmitía la sensación de unas relaciones verticales y afectivas. Maduro está en otra posición. Raúl es su jefe.

-¿Lo descalifica el haber sido Canciller?

-Su condición le ha hecho perder el día a día. Hay un «feeling» que no termina de agarrar. Cuando dice que el centro de Caracas se recuperó y la gente puede caminar por allí, tranquilamente, por la noche, todos sabemos que eso no es así. Maduro es un venezolano con una larga pasantía por el exterior.

-En seis años de Canciller perdió el contacto con Venezuela, pero, ¿aprendió a hablar inglés?

-Eso dicen. Larry King dijo que Chávez hablaba inglés. Yo no lo sé porque el complejo de ellos con el imperio es tan grande que de repente aprendieron algo y no se atreven a reconocerlo. Pero eso no le hace falta en la campaña. Cierto sí es que un tipo con mucha debilidad en cuanto a lo que tienen que ver con el país. Igual llaman la atención sus promesas: ahora sí va a haber salud, educación, seguridad. Entonces uno se pregunta: ‘¿Este es el candidato que dejó Chávez o es el candidato que ya comienza a diferenciarse de Chávez?’


monitoreociudadano.org/cadenometro

Suscríbete al boletín de alertas :: Sígue @cadenometro :: Utiliza #CeroCadenas

Entrevista original en El Universal