Denuncias | Informes | Noticias | 19 agosto 2013

Alerta Venezuela #21: TSJ bajo control del Ejecutivo (informe)

En esta edición:

  1. Los poderes públicos bajo severo control del Ejecutivo;
  2. TSJ ratificó resultados del 14A porque no vio indicios de fraude;
  3. Amenazado con cárcel líder opositor venezolano por cuestionar imparcialidad del TSJ;
  4. Continúa el culto a la personalidad desde las instituciones del poder público nacional;
  5. Nicolás Maduro en campaña;
  6. El Gobierno venezolano actúa sin control parlamentario; y
  7. TSJ de espaldas a la sociedad civil en materia de Derechos Humanos.

Descargar el informe completo: http://www.slideshare.net/yomonitoreo/alerta-venezuela-21-informe

El Tribunal Supremo de Justicia determinó que las impugnaciones presentadas por la alternativa democrática a las elecciones presidenciales del pasado 14 de abril no serían admitidas.

Esto quiere decir que no se abrirá investigación alguna con relación a las denuncias presentadas ante el Tribunal.

Las razones esgrimidas por la presidenta del tribunal tienen que ver, en algunos casos, con asuntos de forma, y en otros, ha declarado que los hechos presentados por quienes reclaman la apertura de una investigación carecen de coherencia y no permiten concluir que hay elementos dudosos en la elección.

Adicionalmente, en un hecho sumamente llamativo, la Presidenta del Tribunal señaló que impondrá una multa al líder opositor Henrique Capriles por irrespeto al organismo.

Esta decisión, que cierra las puertas a una investigación judicial en el país, deja a la alternativa democrática una sola salida, la de acudir a instancias internacionales a presentar sus alegatos en favor de una investigación que permita demostrar que hubo numerosas irregularidades en la citada elección.

Más allá de la argumentación jurídica, la pregunta que se hacen los venezolanos es si cabía esperar otra decisión por parte del tribunal.

Esto porque éste está conformado por jueces que han sido abiertos militantes o funcionarios del régimen bolivariano. La propia presidenta fue en el pasado cónsul de Venezuela en España, y, por otra parte, aún se recuerda una asamblea de jueces que tuvo lugar hace pocos años donde éstos, contraviniendo sus deberes constitucionales de servir al Estado y no a parcialidad política alguna, coreaban consignas a favor del presidente Chávez.

¿Es este un tribunal que puede ser imparcial? ¿Es este un tribunal que decide con libertad de criterio y apegado a la razón jurídica? Es obvio que no. Así, la política venezolana está signada por una institucionalidad que está tomada por los designios del poder ejecutivo. La separación de poderes, elemento fundamental de la democracia, no existe en Venezuela.


Información completa por el Cadenómetro

Suscríbete al boletín de correos

Lista de reproducción de videos del abuso de poder el los medios del Estado

Deja un comentario